LAS ACTUACIONES DE PROMONUMENTA EN LA BASÍLICA DE MARIALBA NO HAN RESULTADO EN VANO

LAS ACTUACIONES DE PROMONUMENTA EN LA BASÍLICA DE MARIALBA NO HAN RESULTADO EN VANO

Durante muchos años, Promonumenta ha venido efectando hacenderas de limpieza en las ruinas de la basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera, uno de los templos más antiguos el cristianismo en España (s. IV). En paralelo, se han dado conferencias intentando suscitar el interés por el monumento y se han efectuado gestiones ante el Ayuntamiento de Villaturiel, la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León. Por fin la Diputación y el Ayuntamiento reaccionaron y la preservación de las valiosas ruionas se ha puesto en marcha. He aquí la noticia en la prensa local:

Marialba ya es pieza de museo

Un edificio de dos plantas pone a salvo, tras medio siglo a la intemperie, la basílica paleocristiana Villaturiel pide a Cultura 1,2 millones para la segunda fase: restaurar las ruinas y la musealización.

Marialba a cubierto

Las ruinas de la basílica de Marialba, rodeadas por los muros del nuevo museo.

DiariodeLeón 15/12/19

El museo de Marialba de la Ribera es como un útero. Dentro alberga unos restos únicos en España. Pese a que las obras van con dos meses de retraso, un muro rodea ya la basílica paleocristiana más antigua de Europa junto a la de San Juan de Letrán en Roma, ambas del siglo IV. Es parte de la espectacular estructura diseñada por el arquitecto Melquíades Ranilla, tras más de una década de espera, que permitirá pasear ‘sobre’ los restos y protegerlos.

La construcción del edificio, en tonos tierra —en sincronía con el paisaje—, ha costado 464.917 euros, de los cuales el Ayuntamiento de Villaturiel aporta 159.917 euros; y el resto, la Diputación. La Junta ni está ni se la espera, como critica el alcalde Valentín Martínez. Es toda una heroicidad que un municipio de tan solo 1.947 habitantes asuma el 35 por ciento de una construcción absolutamente innovadora en la provincia.

«La Junta tendría que haberse implicado como ha hecho con La Olmeda, pero parece que Marialba no le importa», lamenta el alcalde de la UPL. «Si no es por el Ayuntamiento, el museo no se habría hecho».

El edificio, de dos plantas y 1.856 metros cuadrados, ha sido concebido como ‘una piel’ protectora para los restos excavados por primera vez en 1968 por Helmut Schlunk y Theodor Hauschild. De formas simples, para integrarse en el paisaje, la construcción tienen una plena accesibilidad, a través de suaves rampas. Pero lo que verdaderamente define al museo es la luz natural, gracias a un techo de lucernarios.

De día el edificio se hace más opaco «y es desde el interior donde el espectador se asoma al paisaje a través de la piel de sus cerramientos y del mirador situado al norte. De noche, la iluminación interior convertirá los paramentos en una membrana casi transparente», según Ranilla.

Realizado en hormigón y chapa de acero perforado, deja pasar el aire y mantiene unas condiciones estables de temperatura y humedad. Las plataformas interiores permitirán asomarse a los restos desde distintas perspectivas. El museo albergará cinco vestíbulos, dos salas polivalentes, almacenes y una tienda-museo.

La fachada más oriental funciona como un elemento «publicitario» con la palabra Marialba en grandes letras. Se va a urbanizar toda la zona, con aparcamiento y un amplio acceso pensado para realizar actividades relacionadas con la puesta en valor del monumento.

En ningún momento del recorrido el visitante perderá la relación con el paisaje y el entorno circundante, al que se podrá asomar desde diferentes niveles. La iglesia paleocristiana estará iluminada por proyectores.

A la espera de los microbios

Concluido el edificio, las ruinas tardarán un tiempo «en acomodarse a la nueva situación. Con la muerte de los microorganismos, se paralizará su deterioro», explica el arquitecto.

El alcalde de Villaturiel solicitó hace dos meses una subvención, con cargo al 1,5 por ciento cultural, para acometer la segunda fase del proyecto, que asciende a 1,2 millones de euros. Esta cantidad permitirá restaurar las ruinas y su musealización, así como la exhibición de objetos aparecidos en las distintas campañas de excavaciones.

Tras «décadas de pelear», como resume el alcalde la larga batalla para salvar la iglesia martirial que aún sigue desconcertando a arqueólogos e historiadores, Valentín Martínez calcula que el próximo año o «como muy tarde» en 2021 el museo pueda abrir sus puertas al público.

La última excavación

La última excavación llevada a cabo en Marialba de la Ribera este verano ha permitido desmontar la tesis de que este enclave fue un palacio imperial antes que basílica paleocristiana. Sin embargo, los restos que salieron a la luz abren nuevos interrogantes. El misterio se mantiene, porque ¿qué pinta un complejo industrial romano a los pies del templo cristiano?

El leonés José Avelino Gutiérrez González, catedrático de Arqueología de la Universidad de Oviedo, lleva una década intentando desentrañar los secretos de un yacimiento donde las piezas no acaban de encajar. Las últimas excavaciones han desenterrado la «esquina» de una gran área industrial que podría superar los mil metros cuadrados.

Miembros de Promonumenta en una de sus visitas de inspección en las ruinas de Marialba.

Miembros de Promonumenta en una de sus visitas de inspección en las ruinas de Marialba.

DSC_3978 Cabecera del templo (Foto David Gustavo López)

Grupo de Promonumenta ante las ruinas del ábside de Marialba.

Grupo de Promonumenta ante las ruinas del ábside de Marialba.

PROMONUMENTA. ALGUNAS NOTICIAS EN LA PRENSA

Velada durante muchos años, y casi únicamente, por los miembros de la asociación Promomenta, quienes se preocuparon por su limpieza de forma periódica, el potencial de Marialba continúa dormido. Sólo los cardos siguen acordándose de ella.

Emilio Gancedo (Diario de León) 21-5-2015

Promonumenta, que ha seguido con preocupación este proceso dedicando al monumento numerosas hacenderas, nuevamente ha visitado las ruinas y, ya «con desesperación», «exige, pide o ruega» una inmediata intervención.

ILEÓN 25-2-2018

Patrimonio Las gentes de Pro Monumenta han visitado los restos de la Basilica de Marialba de la Ribera, para la que exigen una intervención tan necesaria como urgente

La Nueva Crónica 26-2-2018

 

LEONOTICIAS Domingo, 25 febrero 2018

Este edificio fue catalogado como Monumento Nacional en 1979 y BIC Zona Arqueológica en el año 2000, con una superficie protegida superior a dos hectárea.

Está a tan solo siete kilómetros al sur de León, a orillas del Bernesga, pero pudiera estar a ciento veinte, entre las montañas más recónditas de la provincia; su estado de olvido y abandono sería el mismo. «De poco vale», explican desde Promonumenta, que entre los primeros mentores de la importancia de sus ruinas se halle Manuel Gómez Moreno, en 1925, ni que las primeras excavaciones arqueológicas fuesen realizadas en 1967 y 1968 por el prestigioso Helmut Schlunk, del Instituto Arqueológico Alemán, con la colaboración del Instituto Leonés de Estudios Romano-Visigóticos, al que representaba nuestro desaparecido Antonio Viñayo. «Y tanto o menos parece importar» que los especialistas la hayan datado en el siglo IV, en época bajo-imperial romana, cuando León todavía era campamento de la Legión VII, ni que la tengan considerada como una de las basílicas paleocristianas más antiguas de España y, además, la de mayores dimensiones (23,40×13,60 m.), ni que sea el primer caso con ábside de herradura. «Tampoco vale de nada» que haya sido declarada Monumento Nacional en 1979 y BIC Zona Arqueológica en el año 2000, con una superficie protegida superior a dos hectáreas.

Se trata de la basílica de Marialba, una de las evidencias del temprano auge que en esta tierra adquirió el cristianismo, precisamente al lado de la antigua ad Legionem, la vicus o ciudad donde residían los familiares y cuantos negociantes seguían a los legionarios del campamento de León, situada en Puente Castro, «que también espera su indulto y, como ahora se dice, puesta en valor». Porque fue aquí en ad Legionem, donde San Cipriano de Cartago, en una carta escrita en el año 254 a la comunidad cristiana de este lugar, menciona la existencia de una sede episcopal que, por la fecha, se halla entre las más tempranas en España.

Supuestamente convertida en iglesia martirial algo más tarde, el suelo de su cabecera dio cobijo a trece tumbas, posible símbolo de Jesucristo y sus doce apóstoles, las cuales, al ser descubiertas en 1968 dieron origen a hipótesis desconcertantes que deberían haber sido capitalizadas por la ciudad de León: Para el abad Antonio Viñayo eran los sepulcros de San Marcelo, centurión de la Legión VII, y de los doce hijos que hubo con Santa Nonia, todos mártires y santos, el primero decapitado en el año 298 y patrono de la ciudad, y nacidos en ella los demás, siendo San Claudio el primogénito.

Detalles del abandono.

Detalles del abandono.

Las telas de proteccioón están destruidas.

Las telas de proteccioón están destruidas.

Excavaciones arqueológicas realizadas en 2009 permitieron profundizar en muchos detalles de lo ya descrito y dejaron el monumento listo para ser adecuado al rango que le corresponde. En ello se comprometió la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León, pero los años pasan y las «supuestas restricciones presupuestarias» han servido de disculpa. Entre tanto, las ruinas son más ruinas, los muros que aún permanecen en pie están al borde del colapso, las protecciones y cubriciones para la intemperie, pensadas para poco tiempo, se han roto o degradado, los muros que aún permanecen en pie están al borde del colapso y, de no ser por una acción de emergencia del Ayuntamiento de Villaturiel durante el verano pasado, la maleza ya ni siquiera permitiría contemplar las ruinas en su abandono.

Promonumenta, que ha seguido con preocupación este proceso, dedicando al monumento numerosas hacenderas, nuevamente ha visitado las ruinas y, «ya con desesperación, exige, pide o ruega», lo que más les guste a nuestros políticos responsables, una inmediata intervención.

Leonoticias 25-2-2018

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario