Monthly Archives: septiembre 2018

PROMONUMENTA RECORRE LA 7ª ETAPA DEL CAMINO OLVIDADO A SANTIAGO

PROMONUMENTA RECORRE LA 7ª ETAPA DEL CAMINO OLVIDADO A SANTIAGO
Quintana de Fuseros. Manuel Durández explica el rito de "Los Amortajados".

Quintana de Fuseros. Manuel Durández explica el rito de “Los Amortajados”.

PROMONUMENTA RECORRE OTRA ETAPA DEL “CAMINO OLVIDADO A SANTIAGO” Y LAMENTA LA NO INCLUSIÓN DE NOCEDA DEL BIERZO

 Texto y fotos: David Gustavo López

 

                El sábado, 15 de septiembre, la Asociación de Amigos del Patrimonio Cultural PROMONUMENTA ha recorrido la séptima etapa de la ocho en que ha dividido el discurrir del Camino Olvidado a Santiago en la provincia de León. En esta ocasión, la etapa se ha desarrollado íntegramente por tierras de El Bierzo: desde Igüeña, donde concluyó la anterior, hasta Congosto, desde cuyo mirador de la Virgen de la Peña se contempla una de las vistas más impresionantes de todo el Camino, con el embalse de Bárcena a los pies y, del otro lado, la silueta de la central térmica y Cubillos del Sil, que será lugar de comienzo de la octava y última etapa, con final en Villafranca del Bierzo.

Manuel Durández muestra la iglesia de Quintana de Fuseros a los miembros de PROMONUMENTA.

Manuel Durández muestra la iglesia de Quintana de Fuseros a los miembros de PROMONUMENTA.

El abad de la Cofradía del Cristo de la Caqbasña, Manuel Durández, y el presidente de Promonumenta, Marcelino Fernández.

El abad de la Cofradía del Cristo de la Cabaña, Manuel Durández, y el presidente de Promonumenta, Marcelino Fernández.

  Durante toda la jornada los cuarenta “peregrinos” fueron desgranando el pintoresco pueblo de Boeza, el mágico Quintana de Fuseros, con su interesante iglesia y su tradición de “Los amortajados”; los hermanados Cabanillas de San Justo y San Justo de Cabanillas y el miliario romano de la Vía Nova sirviendo de soporte al pórtico de la iglesia del segundo; la increíble villa de Noceda y sus tres barrios (Vega, San Pedro y Río) en secuencia ininterrumpida de rincones y monumentos a lo largo de tres kilómetros, acompañando al río Noceda; el recóndito Labaniego y su iglesia dedicada a Santiago Peregrino; los pintorescos Arlanza, Losada, Rodanillo, Cobrana y, por último, Congosto, patria del descubridor Álvaro de Mendaña, no suficientemente honrado en tierras leonesas.

Grupo de Promonumenta alrededor edel miliario de la Vía Nova en San Justo de Cabanillas.

Grupo de Promonumenta alrededor edel miliario de la Vía Nova en San Justo de Cabanillas.

Fuente de los Fósiles. En Quintana de Fuseros.

Fuente de San Isidro o de los Fósiles. En Quintana de Fuseros.

La gran iglesia San Pedro, en Noceda del Bierzo (s. XVII).

La gran iglesia San Pedro, en Noceda del Bierzo (s. XVII).

Retablo barroco e imágenes de diversas épocas en la iglesia de San Pedro

Retablo barroco e imágenes de diversas épocas en la iglesia de San Pedro

Noceda del Bierzo. Puede ser San Bloas, pero muchos le llaman Santiago (S. XV)

Noceda del Bierzo. Puede ser San Bloas, pero muchos le llaman Santiago (S. XV)

            Una ¿queja?, con el negativo regusto de lo incompleto, quedó en la mente de los peregrinos: ¿Por qué desde Quintana de Fuseros hasta Labaniego no hay más camino oficial que el que pueden recorrer los peregrinos andariegos de sudor y sandalia? ¿Y los discapacitados con movilidad reducida? ¿Y los que ya son un poco mayores? ¿Y los que, simplemente, por falta de más tiempo han escogido el coche para viajar? En otras etapas con situaciones similares, la Asociación Leonesa del Camino Olvidado, en la que están incluidos todos los ayuntamientos atravesados por el Camino, ha dispuesto en los mapas dos alternativas (salvo en el imposible caso de la etapa Fasgar-Colinas del Campo de Martín Moro), llamadas A y B, la primera de ellas siempre factible de recorrer en coche. Esta idea se ha olvidado en este tramo, dejando fuera a Cabanillas de San Justo, San Justo de Cabanillas y Noceda del Bierzo, siendo esta última localidad una de las más importantes del recorrido leonés y, además, una de las de mayor devoción a Santiago, con un acerbo patrimonial inigualable: la monumental y rica iglesia del siglo XVII, sus cuidadas ermitas de Las Chanas, San Antonio y San Bartolo, su Museo Arqueológico iniciado por la siempre recordada Felisa Rodríguez, descubridora del archifamoso Ídolo de Noceda, cuyo original se halla en el Museo Arqueológico Nacional, pero que aquí posee una buena réplica, su recuperado lagar, sus siete molinos en funcionamiento y su ruta de Las Fuentes y catarata de la Gualta. Riqueza, en fin, capaz de consolidar los valores arqueológicos, artísticos y etnográficos de este Camino Olvidado, cuya promoción podría ser importante freno para la despoblación rural que a todos nos preocupa. Promonumenta se propone reivindicar la subsanación de este “punto negro”.

Bajo la enorme viga del lagar de Noceda.

Bajo la enorme viga del lagar de Noceda.

Ídolo de Noceda en el Museo Arqueológico Nacional (1800 a. C.)

Ídolo de Noceda en el Museo Arqueológico Nacional (1800 a. C.)

Buena comida en "El Verdenal".

Buena comida en “El Verdenal”.

¡Fotos No!

¡Fotos No!

Contentos

Contentos

Escaleras del santuario de la Virgen de la Peña.

Escaleras del santuario de la Virgen de la Peña.

Santuario de la Virgen de la Peña.

Santuario de la Virgen de la Peña.

Desde el santuario, mirando hacia la próxima etapa. Embalse de Bárcena y central de Compostilla.

Desde el santuario, mirando hacia la próxima etapa. Embalse de Bárcena y central de Compostilla.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

LA ERMITA DE SAN ANTONIO, DE LA CUESTA, PREPARADA PARA RESTAURAR

LA ERMITA DE SAN ANTONIO, DE LA CUESTA, PREPARADA PARA RESTAURAR

HACENDERA DE TRIMUELLA Y PROMONUMENTA EN LA CUESTA

Texto y fotos: David Gustavo López

 

Hace unos meses, la Asociación Trimuella, del pueblo de La Cuesta (municipio de Truchas), en Cabrera Alta, solicitó la ayuda de PROMONUMENTA, para desbrozar y limpiar la ermita de San Antonio, con objeto de proceder a su restauración y posterior uso para actividades del pueblo.

Organizando el trabajo.

Organizando el trabajo.

La citada ermita se halla situada en el mismo pueblo, al lado de un arroyo que la flanquea por su lado sur y de unos terrenos que antiguamente eran corral de una cuadra, por el oeste y parte del norte. El lateral este, por donde abría la puerta principal (posee otra enfrente, en el lateral oeste, tapiada), hasta hoy casi cegada, da a la vía pública. El edificio, construido con piedra entrelazada con barro, a la antigua usanza, es de pequeñas dimensiones y de planta casi cuadrada. Su estado es bastante lamentable, pues carece totalmente de cubierta y sus muros se hallan derruidos en el tercio superior, con excepción del lado norte, que permanece completo y tiene la única ventana del edificio.

Trabajo en la zona oeste de la ermita.

Trabajo en la zona oeste de la ermita.

Estudiando cómo acceder por la puera esrte.

Estudiando cómo acceder por la puera esrte.

El abandono de la ermita debió producirse hacia el año 1950, pues los mayores del lugar todavía recuerdan haber asistidio a algun acto religioso cuando eran pequeños. Estaba dedicada a San Antonio, patrono de las mozas casaderas y buscador de objetos perdidos. Tras el abandono, la imagen del titular fue trasladada a la iglesia, donde se conserva en una repisa del altar situado en el brazo derecho del crucero, que, a su vez, está dedicado a San Antonio Abad. Es de medianas dimensiones y de una factura que llamaremos estandard, propia del siglo XVIII.

Estado en que se hallaba la puerta del lado este.

Estado en que se hallaba la puerta del lado este.

Desenmarañando el interior.

Desenmarañando el interior.

Eliminando la maleza de la coronación de los muros.

Eliminando la maleza de la coronación de los muros.

El sábado, día 8 de sepiembre de 2018, se lealizó el acondicionamiento de las ruinas. Acudieron 15 voluntarios de PROMONUMENTA y 7 de TRIMUELLA. A pesar de las pequeñas dimensiones de la ermita, el trabajo no fue fácil, pues la maleza había cubierto casi todo el exterior de los muros del edificio y tenía el interior convertido en un bosque impenetrable, en el que, además, crecían ya varios árboles de regular tamaño.

Quitando la maleza del muro oeste.

Quitando la maleza del muro oeste.

Interior. esquina suroeste.

Interior. esquina suroeste.

Desbrozando el interior y sacando troncos.

Desbrozando el interior y sacando troncos.

La tarea se cumplió. Hubo empanadas y tortillas de patatas para todos los asistentes y, antes de marchar, se cursó visita a la iglesia parroquial, grande y bien conservada. Posee un retablo barroco con una buena y imagen de la Asunción en la hornacina central, un Calvario en el ático y las imágenes de San Pedro (de talla ruda e interesante), y de la Virgen del Rosario (de las de vestir, propia del XIX) en sendas hornacinas laterales. En la pared izquierda de la cabecera cuelga un Cristo de rostro poco frecuente y de buena talla. En otro retablo del brazo izquierdo del crucero hay una curiosa Trinidad, esculpida en una sola pieza de madera, cuya advocación es celebrada en el pueblo, con canto de un bello ramo, recuperado hace pocos años.

Preparando la puerta de entrada.

Preparando la puerta de entrada.

Tras eliminar la maleza, desterrando el interior.

Tras eliminar la maleza, desterrando el interior.

La fachada sur liberada de maleza.

La fachada sur liberada de maleza.

En distintos lugares del pueblo Trimuella ha emplazado antiguos aperos de labranza, con sus correspondientes carteles explicativos, constituyendo un importante Museo Agrícola al aire libre. También permanecía izado, a pesar de la fecha, el “mayo”, que así pueden contemplar los visitantes que llegan a La Cuesta.

Voluntarios de TRIMUELLA y PROMONUMENTA.

Voluntarios de TRIMUELLA y PROMONUMENTA.

San Antonio ya tiene más cerca su regreso a su ermita.

San Antonio ya tiene más cerca su regreso a su ermita.

Listos para reponer fuerzas.

Listos para reponer fuerzas.

También los del otro lado.

También los del otro lado.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail