HALLADOS NUEVOS PETROGLIFOS EN EL PARAJE «EL CARBALLÓN», EN TORRE DEL BIERZO

HALLADOS NUEVOS PETROGLIFOS EN EL PARAJE «EL CARBALLÓN», EN TORRE DEL BIERZO

Diario de León 5-9-2020

Un altar rupestre rodeado de minas

UN AFICIONADO descubre en el Bierzo, en un paraje rodeado por tres explotaciones mineras, una nueva estación rupestre. Los petroglifos, presumiblemente de época prehistórica, se localizan en una gran piedra ‘suspendida’.

Petroglifos- Juan Carlos Garrido DL 5-9-2020

Juan Carlos Garrido, vecino de Torre del Bierzo, sobre la roca en la que localizó petroglifos. JUAN CARLOS CAMPOS

Verónica Viñas

5 de septiembre de 2020, 1:32

A Juan Carlos Campos, el astorgano que ha localizado decenas de petroglifos en la maragatería y otras comarcas leonesas y ha puesto en valor este legado prehistórico, le ha salido un ‘competidor’.

Juan Carlos Garrido, un vecino de Torre del Bierzo que hace siete años descubrió dos importantes paneles rupestres en Las Abarrazas y La Peña del Trigo, en la localidad de Santa Marina de Torre, ha encontrado ahora una nueva estación rupestre en el paraje denominado El Carballón. Se trata de una gran piedra ‘suspendida’ en la ladera de un monte con una docena de cazoletas.

Estos petroglifos se encuentran rodeadas por tres antiguas explotaciones mineras a cielo abierto. Los grabados siguen la tónica de los aparecidos en el Bierzo y los Ancares leoneses.

Territorio inexplorado

Hay muchas zonas de León que es probable que oculten petroglifos, como la Montaña Oriental

Campos sospecha que la parte baja y ‘abrigada’ de la peña pudo tener pinturas en su día. Sin embargo, la zona está «muy quemada» y es imposible percibir si la piedra pudo servir de ‘lienzo’ hace miles de años.

Campos, a quien recurre la mayoría de los aficiones que creen haber localizado petroglifos, asegura que aunque el hallazgo «no es muy espectacular», sí amplía el catálogo de petroglifos de la provincia. Desde hace doce años, cuando este ‘rastreador’ astorgano encontró espectaculares estaciones rupestres, como la de Peñafadiel, los hallazgos han ido disminuyendo paulatinamente. «A partir de 2008 hubo muchas batidas y numerosos descubrimientos». Así fue como salió a la luz un patrimonio prehistórico hasta entonces prácticamente desconocido.

Petroglifos El Carballón

Detalle de los petroglifos de El Carballón. JUAN CARLOS CAMPOS

Campos intuye que, no obstante, la búsqueda no ha concluido. Opina que sería preciso un rastreo sistematizado por parte de profesionales de la arqueología, que conocen y tienen acceso a la llamada Carta Arqueológica, es decir, el inventario de los lugares —excavados o no— donde existen vestigios de los sucesivos asentamientos humanos.

Hasta ahora, asegura, «es el pueblo el que ha buscado su propia historia». Al menos, en lo que se refiere a los petroglifos, algunos datados en el Calcolítico.

Apertura de rutas

Cree que hay muchas zonas de León aún inexploradas, como la Montaña Oriental. Recuerda un gran conjunto de petroglifos, hallado y fotografiado por dos expertos asturianos en los años 70 cerca de Pendilla, que acabó destruido a causa de la apertura de una pista. Hace dos años este investigador demostró, con fotografías nocturnas, que un puñado de las 17 rocas originales continúa exhibiendo su críptico lenguaje de cruces y herraduras.

Campos destaca la labor desempañada por Melchor Moreno de la Torre y la asociación Carqueixa del Bierzo por abrir, sin ayudas institucionales, una ruta señalizada que conduce a los petroglifos localizados en Santa Marina de Torre por el citado Juan Carlos Garrido. «Están orgullosos de su patrimonio y a mí también me hace ilusión que lo cuiden y lo valoren».

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario