PROMONUMENTA COLABORA EN LA RECUPERACIÓN DEL CASTILLO PORTUGUÉS DE MONFORTE

PROMONUMENTA COLABORA EN LA RECUPERACIÓN DEL CASTILLO PORTUGUÉS DE MONFORTE
Voluntarios de PROMONUMENTA en el castillo de Monforte.

Voluntarios de PROMONUMENTA en el castillo de Monforte.

 

PROMONUMENTA, EN COLABORACIÓN CON LA ASOCIACIÓN PORTUGUESA RIBACUDAMA, REALIZÓ UNA HACENDERA EN EL CASTILLO LUSO DE MONFORTE, ANTIGUO BALUARTE DEL REINO DE LEÓN

Texto: José Luis Gavilanes

Promonumenta se desplazó el sábado, 22 de septiembre, a Portugal. En colaboración con la sociedad portuguesa Ribacudana, ubicada en la comarca de Figueira de Castelo Rodrigo, llevó a cabo una hacendera de limpieza y desbroce en la senda ascendente de acceso a las ruinas del castillo de Monforte, situado en la cumbre de un monte, con una cota de 478 metros, en la margen derecha del río Côa, entre los límites de las localidades de Figueira de Castelo Rodrigo y Pinhel.

Se desconoce la fecha de su construcción, aunque se sospecha que lo fue alrededor del siglo XII y conocido vulgarmente como ‘Castillo de los moros’. En tiempos medievales, integró la red de fortificaciones de dominio del Reino de León en la frontera con el de Portugal hasta 1297, fecha del Tratado de Alcañices.

Desbroce del camino de acceso al castillo.

Desbroce del camino de acceso al castillo.

A partir del siglo XIII los leoneses habían fundado en esa zona varias villas a las que Alfonso IX les concedió fueros. Un año antes del mencionado tratado, aprovechando la anarquía existente en Castilla a causa de la minoría de edad de Fernando IV, el rey Dionisio I de Portugal ocupó militarmente toda la zona de Riba-Coa sin encontrar resistencia, pasando toda ella a partir de ahí a dominio portugués. Este nuevo dominio fue refrendado en el Tratado de Alcañices por los reyes de Castilla y Portugal, sin contar con el reino de León su legítimo dueño. A partir de ahí, la frontera entre Portugal y Castilla quedó fuertemente asentada, renunciando Dionisio a hacer cualquier otra reclamación territorial.

Con el paso del tiempo y los cambios en la línea fronteriza, el castillo perdió su importancia geo-estratégica. Sin embargo, a pesar de su probable abandono a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV, el lugar de Monforte aparece mencionado en la documentación medieval de los siglos posteriores encuadrados en la parte portuguesa de la diócesis de Ciudad Rodrigo. Pero ya, en las Cortes de Évora de 1414, los delegados de Figueira de Castelo Rodrigo se refieren al castillo de Monforte «como un lugar yermo» y, en la actualidad, sólo los cimientos de algunos tramos de la muralla muy dañados evocan la anterior relevancia de la fortaleza.

PROMONUMENTA. HACENDERA PORTUGAL 2018 (3)

De parte portuguesa existe el proyecto de llegar a un acuerdo transfronterizo tendente a potenciar y poner en estudio el castillo de Monforte, como un asentamiento importante para estudio arqueológico. Para ello se recaba la implicación de las asociaciones, instituciones y organismos culturales de las regiones a ambos lados de la raya por ser, desde la perspectiva histórica, reliquia de un patrimonio cultural común. Promonumenta y Ribacudana hemos dado un primer paso. Ahora le toca implicarse a los responsables del patrimonio de las regiones colindantes dar el siguiente.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario