A PESAR DE LA NIEVE, PROMONUMENTA REORRE LA 5ª ETAPA DEL CAMINO OLVIDADO

A PESAR DE LA NIEVE, PROMONUMENTA REORRE LA 5ª ETAPA DEL CAMINO OLVIDADO

 

La propietaria de la casona de Ariegp da la bienvenida a los viajeros.

La propietaria de la casona de Ariegp da la bienvenida a los viajeros.

TEXTO Y FOTOS: DAVID GUSTAVO LÓPEZ

A PESAR DE LA NIEVE, PROMONUMENTA RECORRIÓ SU 5ª ETAPA DEL CAMINO OLVIDADO

            A pesar de la nieve del día anterior y, sobre todo de la que había caído en la noche precedente y aún caía en esos momentos, cuarenta y cinco socios de PROMONUMENTA recorrieron el sábado, 2 de diciembre, la programada quinta etapa de del Camino Olvidado o Viejo Camino a Santiago de Compostela, prosiguiendo con ello su intento de promocionar y divulgar esta antigua vía, anterior a que los peregrinos se desplazaran algo más al sur, hacia el ahora llamado Camino Francés. Viene el Camino Olvidado desde Irún y atraviesa la provincia de León de este a oeste.

Hornos de la casona de Ariego.

Hornos de la casona de Ariego.

            Hubo lugares programados, claro está, que resultaron inaccesibles por la nieve y, sobre todo, porque las máquinas quitanieves de la Diputación que se hallaban en el lugar prefirieron seguir descansando. Es el caso de Curueña  y su palacio de los Flórez, o de Villabandín y su maravilloso retablo, obra del siglo XVII, pero máxima expresión de ese estilo popular que se ha dado en llamar “omañés”, muy digno por sí solo de ser declarado Bien de Interés Cultural.

Nuestro amigo Colin descansa y disfruta en la antigua cocina de Ariego.

Nuestro amigo Colin descansa y disfruta en la antigua cocina de Ariego.

 

 

La Virgen de Pandorado en su camarín.La Virgen de Pandorado en su camarín.

            La etapa discurrió entre Canales-La Magdalena y Murias de Paredes, con visitas al castro de Villaceid, de la Edad del Hierro, la Casa de la Torre de Riello, la casa de Álvarez y Valcarce de Ariego de Abajo, donde el valor etnográfico del museo que encierra: cocina, hornos, despensa, mobiliario, instrumentos, etc. podría contribuir a dar un poco de vida a la cada vez más decaída Omaña. Después, hubo tiempo para el santuario de Pandorado, con su Virgen románica y sus leyendas; el castillo de Benal en El Castillo, que esperando está una mano que lo saque de la Lista Roja en la que ahora se halla; la Casa del Dómine, que también fue conocida como la Universidad de Omaña, en Vagarienza; el recientemente restaurado molino hidráulico de Villanueva de Omaña; la ermita etnográfica y concejil del Cristo, en Senra. El punto final lo puso Murias de Paredes, donde los “peregrinos” de Promonumenta fueron recibidos y guiados por la alcaldesa Carmen Mallo  y por el concejal Alipio García de Celis, también presidente de la Reserva de la Biosfera de Omaña y Luna. En la iglesia, auténtico museo imaginero, Santiago peregrino recibió una plegaria y en la Casona de los Quiñones una exposición de pintura con obras de Emma y comentarios poéticos de Luis Mateo Díez cerraron la jornada.

Molino Hidráulico de Villanueva de Omaña.

Molino Hidráulico de Villanueva de Omaña.

Acción del agua sobre turbina o rodezno del molino.

Acción del agua sobre turbina o rodezno del molino.

En Villanueva de Omaña.

En Villanueva de Omaña.

Comida en "Cumbres de Omaña" (Senra).

Comida en “Cumbres de Omaña” (Senra).

La ermita del Cristo, en Senra.

La ermita del Cristo, en Senra.

Virgen románico-gótica de Senra.

Virgen románico-gótica de Senra.

Casona de los Quiñones, en Murias de Paredes

Casona de los Quiñones, en Murias de Paredes, centro de la Reserva de la Biosfera de Omaña.

Pintura de Gemma en la exposición de La Casona de Murias.

Pintura de Gemma en la exposición de La Casona de Murias.

Texto de Luis Mateo Díez a la anterior pintura de Gemma.

Texto de Luis Mateo Díez a la anterior pintura de Gemma.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario